lunes, 23 de marzo de 2015

MASCARILLAS NATURALES Y MUY FÁCILES



   Mascarillas naturales para el rostro

Mascarilla  de avena (hidratante)
Ingredientes: Manzanilla fría, 1 cucharadita de miel, 2 cucharadas de harina de avena. Mezcla la harina de avena, la miel y dos cucharadas de manzanilla. Si tu piel es muy sensible puede cambiar la miel por lanolina. Extiende la mezcla por el cutis usando un pincel, evitando siempre el contacto con los ojos y déjela actuar durante 20 minutos.  Lávate la cara con la manzanilla restante.


Mascarilla de yogur (hidratante)
Una cucharada sopera de yogur, una cucharadita de miel caliente y 10 gotas de limón. Mezcla todos los ingredientes y aplícatela y déjala actuar una hora; retírala con agua tibia


Mascarilla para una piel más suave
Mezcla dos cucharaditas de miel con zumo de un limón y aplícatelo durante 5 minutos. Luego lávate la cara con agua tibia. Si lo haces varios días en   una semana te notarás la piel más suave; ésta mascarilla es muy buena para aplicar también en las manos.


Mascarilla nutritiva
Mezcla la yema de un huevo con dos cucharaditas de miel. Date un baño de vapor en la cara de al menos 10 minutos y a continuación aplícate la mascarilla. Déjala durante 15 minutos y para retirártela, lávate el rostro con agua tibia; si le añades unas gotas de aceite de almendras dulces le da un extra de hidratación a esta mascarilla.


Mascarilla para cutis muy seco
Prepara la mascarilla machacando un aguacate entero. Añádele un poco de leche y ve removiendo hasta que la textura quede lo suficientemente pastosa. Aplícate la mascarilla por el rostro y el cuello y déjala actuar 20 minutos. Lávate la cara con agua tibia.

Mascarilla de plátano, fresa y yogur para cutis seco
Prepara la mascarilla así: Haz un puré con un plátano y una fresa. A continuación añádele una cucharada de yogur natural y mezcla bien. Ponte la mascarilla y espera 20 minutos para que haga efecto. Lávate la cara con agua tibia


Rodajas de pepino que refrescan la piel
Para un rostro fresco y hermoso corte un pepino en rodajas. Túmbate cómodamente y coloca las rodajas de pepino por toda la cara, incluyendo los ojos cerrados. Relájate uno 10 minutos y retira las rodajas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada